¿Te aviso cuando escriba?

¿Cómo funciona? 

jueves, febrero 19, 2004

Hipocondrías varias

Desde que estuve en Irlanda siento un extraño picor al lado del ombligo. Supuse que, al haber subsistido prácticamente a base de los productos del cerdo que llevamos desde España, había contraído triquinosis. O quizás una misteriosa bacteria irlandesa se había instalado en mi ombligo y no dejaría de reproducirse hasta que toda la piel de mi cuerpo estuviera completamente cubierta de escamas.

Haciendo gala de una lógica aplastante, intuí que el picor del ombligo estaba íntimamente relacionado con un caprichoso dolor de cartílago nasal que sufro desde hace un mes. Los síntomas me inducían a pensar que estaba en las últimas.

Anoche la zona del ombligo estaba tan irritada y sensible que confesé mis temores a Beloved por teléfono. "¿Y por qué no vas al dermatólogo?" decía una y otra vez. "Que no, que me harán un análisis de sangre" - contesté aterrorizada. "Te harán las pruebas de la alergia, simplemente".

Al escuchar la revelación de Beloved, miré de soslayo al cinturón modernito que me compré en el Penney's. Una hebilla de níquel tiene, el muy desconsiderado. Descubrí que tenía alergia al níquel por aquel cerco rojo que me salió la primera vez que me puse un collar absolutamente modernito que me había costado una pasta. Quizás no sea el níquel en sí, sino los objetos que son fashion y de ese material.

Aclarado el punto del picor ombliguil, aún me preocupa el dolor de cartílago nasal que, ahora sí estoy segura, no tiene nada que ver con la triquinosis. Recuerdo que este verano me pasó una cosa curiosa: me salió debajo de la nariz lo que parecía una espinilla, que a su vez parecía un moco. Pasaban las semanas y la espinilla-moco no se iba. No voy a dar detalles de cómo lo hice, pero el caso es que mediante un proceso muy doloroso conseguí sacarme aquello, y resulta que estaba unido a mi nariz. Era como si un cartílago se hubiera puesto a crecer descontroladamente y hubiera salido por debajo para hacer una segunda nariz.

En este punto, tengo que aclarar que mi nariz es la que más me gusta de todas las partes que componen mi cuerpo. Es una pena que la gente se fije más en los ojos, los labios o en si las proporciones del cuerpo son las adecuadas. Si la nariz fuera el elemento más importante del canon de belleza, me las llevaría de calle porque la mía es sencillamente perfecta. De catálogo de clínica de cirugía estética. Y gratis.

Por esta razón me tiene aterrada pensar que el dolor nasal esté producido por otro cartílago creciente que esté dando el estirón y se me desarrolle una oreja o similar dentro de la nariz. O fuera...

Yur, tú eres médica... ¿Esto es posible?

Sí, de acuerdo... iré a la especialista. Me muero de miedo ante la posibilidad de un análisis de sangre, pero cuando me meten ese tubo con cámara por la nariz hasta que veo mis cuerdas vocales en la tele, me mola y todo.


Lady404. 8:58 p. m. Enlace a este post



BLOGGER . MAYSTAR .