¿Te aviso cuando escriba?

¿Cómo funciona? 

miércoles, diciembre 31, 2003

Año impar, bienvenido

Señores responsables de convocar mi oposición:

Tengo una superstición. Pero no es una superstición como otra cualquiera, llegué a ella tras años de observación empírica y me falta poco para poder demostrarla por inducción: los años en los que cumplo edad impar, son buenos; los de edad par, malos. En enero cumpliré 25 años y ya empieza a oler a buena suerte.

Sin embargo, las circunstancias favorables en las que me he visto envuelta durante los últimos 6 meses me hacen sospechar que este buen año impar que se avecina quizás se haya adelantado. ¿Me quedarán sólo otro medio año de felicidad o acaso será este un año impar estirado?


Visto lo visto, les ruego encarecidamente que convoquen la oposición dentro de los 6 meses siguientes, por lo que pueda pasar.


Atentamente

Lady404



Lady404. 3:21 p. m. Enlace a este post



lunes, diciembre 29, 2003

Eh la qui va là, Inspecteur Gadget

En pareja, todas nos sentimos seguras cuando nos abrazan, nos besan, cuando nos dicen cuánto nos quieren mirándonos a los ojos.

Lo realmente meritorio es sentirse igual de segura cuando ella está lejos.


Sospecho que Beloved tiene gadgeto-brazos.

Lady404. 5:07 p. m. Enlace a este post



domingo, diciembre 28, 2003

La gran cena.

Al principio éramos cuatro, pero el famoso pastel de salmón de mi madre ha sido un reclamo inesperado y abuelos, tíos, primos, se han ido apuntando año tras año de tal manera que ahora nunca somos menos de 15 personas en mi casa zampando langostinos y un extraño postre vasco a base de vino y orejones de melocotón. Mi tío es vasco y todos los familiares que se han ido invitando a la cena tienen la manía de traerse consigo sus tradiciones navideñas: un postre de vino caliente, un cordero a la "en mi casa lo hacíamos así", un villancico que dura media hora y se acompasa con mamporros sobre la mesa...

Un año apareció mi primo, el mayor, con su novia. ¡Por fin la familia crecía, una novia! Se había abierto la veda, teniendo en cuenta que yo soy la menor de los primos y tengo 24 años, todos estábamos en el punto de mira, a ver quién era el siguiente. Los treintañeros estaban especialmente aterrados.

Pues hay que joderse, de todos los que somos, el siguiente en ligar y traer a la novia a casa ha sido mi abuelo. A sus 94 años, nos ha presentado formalmente a su Celeste.



Un dato: en el medievo, los niños plebeyos iban a cantar al señor feudal en Navidad, y éste les daba una propinilla a cambio. Los plebeyos, o villanos, eran los "villanicos".
Por su culpa, culpita, estos días no para de sonar el timbre y grupos de niños me cantan en la puerta. Que no me importa darles un euro, pero me da mucha vergüenza esperar ahí, sin saber qué hacer, mientras ellos cantan.

Lady404. 3:55 p. m. Enlace a este post



viernes, diciembre 26, 2003

Inventario:
Estas son algunas de mis nuevas adquisiciones: (aparecerán unas fotos debajo de un hermoso párrafo en blanco, no sé por qué siempre ocure. Podría comerme la cabeza y averiguar cómo se arregla pero tampoco cuesta nada darle a la ruedecita del ratón)

















''''El Jardín Zen representa el camino de la vida, constantemente lleno de cambios, diversos surcos, altas y bajas, tropiezos y obstáculos, brillo y oscuridad, sombra y luz''

Extraño instrumento de percusión alargado, que he colocado junto a sus hermanitos. Me apasionan.

Cuatro manos y una cuerda de colores...

jijiji


Dice Beloved que no lloverá cierto día en el Pont Neuf



Cañera tarjeta de sonido externa para el portátil, para poder grabar en condiciones y aumentar mi coleción de cables sobre la mesa





Por mi parte, me he pasado dos semanas con los dedos llenos de pegamento y pintura. Como soy un quiero-y-no-puedo y una sabelo-casi-todo, siempre me da por hacer cosas para las que no estoy cualificada. Los originales regalos artesanales que pensé hacer para Beloved eran preciosos, pero los resultados han demostrado que mi imaginación es demasiado benévola con mis capacidades artísticas.

Así, Beloved tiene ahora en su poder lo que pretendía ser un bonito cuaderno hecho por mí misma, que tenemos que compartir como si fuera un diario doble.

También tiene un libro pequeñito, encuadernado como he podido: una guía de las situaciones en las que una puede pedir un deseo, con instrucciones y preciosas fotos de  muñecos de plastilina a modo de ilustración (desde que hice el belén, estoy desatada):


Dicen que mojarse con las primeras gotas de la primera lluvia de mayo, además de rejuvenecer, te concede un deseo



 Si estás bajo un puente y pasa un tren por encima, pide un deseo



Además de un regalo que aún me tienen secuestrado en una tienda (te lo encargo, seguro que para el viernes está. No, aún no ha llegado, pásate el lunes. El martes...), le regalé entradas para ver Cats. Sí, yo también odio los musicales, pero un musical basado en poemas de TS Eliot debe tener su punto, aunque esté traducido.

Por último, le hice un regalo que va contra mis principios: un CD de los Grandes Éxitos de Lady404 y su guitarra. Sólo Cris tiene una grabación en la que yo aparezco cantando un par de canciones y, con muy buen criterio, juré que jamás volvería a hacerlo. He amenazado a Beloved con todas las penas del infierno si se le ocurre enseñárselo a alguien.

Ese fue, sin duda, el regalo más complicado de todos. Como ya he dicho, soy una quiero-y-no-puedo, así que para hacer una versión de una canción que nos encanta, pedí a una pianista y compositora fuera de serie que me hiciera arreglos y un acompañamiento a piano. La idea es estupenda, pero la odisea de mezclar después la voz con un programa de edición de música sin saber merece un capítulo aparte. Además, la canción no era nada fácil, así que tuvimos que tocarla un millón de veces, entre ensayos, arreglos y grabaciones fallidas y sólo cuando traté de mezclar mi voz en casa, me di cuenta de que, de tanto tocarla, al final le habíamos cogido el tranquillo e íbamos doble de rápido de lo que debíamos. Habíamos hecho una versión casi bakalao y era imposible encajar la letra. Y así se la he dado: la versión micromachines.

Sé que está muy de moda eso del audiopost pero creo que esta vez será mejor que no incluya un mp3...



Lady404. 9:38 p. m. Enlace a este post



lunes, diciembre 22, 2003

Cuando los pactos no se firman

Nunca habíamos hablado abiertamente de nuestro acuerdo, así que técnicamente no lo has quebrantado. Aunque yo estaba convencida de que teníamos un pacto de no agresión, consistía en que tú no me harías comentarios puñeteros y yo a cambio no diría "mi novia" delante de ti. Que sí, que eres de izquierdas, de mente abierta, que las lesbianas molan... pero siempre que sean hijas de otra.

Y no me malinterpretes, que tienes mucho mérito y que soy consciente que salir del armario donde están todas las madres de las lesbianas lleva su tiempo, pero el otro día te pasaste. Siempre me has dicho que elija a 3 personas en toda mi vida cuyas opiniones me importen realmente. Y yo te he elegido a ti, ¿sabes? Y cuando pasamos por esa tienda de vestidos de novia y comentaste lo bien que le quedaría ese de color crudo a la novia de tu hijo, no comprendiste que te recriminara, medio en broma, que no dijeras nada sobre cómo me quedaría a mí. Seguramente estabas cabreada porque tú siempre has querido tener una hija y te morías de envidia cuando sólo tenías un niño y veías a parejas de madre-hija tomando café, y cuando por fin te aventuras y tienes a tu niña, descubres que no podrás ir nunca con ella a comprar su vestido de novia porque no puede casarse. Pues si a ti te cabrea, imagina a mí. Aunque según tú, no es que no pueda, es que no quiero: que nada me impide casarme. "Como Dios manda", te faltó decir.

Para salir del paso, dijiste que la novia de tu hijo pronto será como una hija más. ¿La buena, toda ella heterosexual, quieres decir?. Y yo te dije que no podías comparar la categoría de tu hija con la novia de tu hijo, por mucho que se casaran y fuera la madre de tus nietos, y entonces te lo puse a huevo ¿no es cierto?. Me dijiste con tu tono calmado que ella era la única chica que algún día formaría parte de esta familia. "¿Perdona?", te dije mirándote atónita y soltándome de tu brazo. Y pusiste a mi disposición toda tu lógica aplastante: "sólo tengo un hijo varón, así que su mujer será la única chica que será parte de la familia". Con dos cojones, mamá. Y te quedaste tan ancha.

Y, sí, es desde que tú rompiste nuestro pacto que yo hablo tanto de lesbianas, de vídeos censurados porque aparecen chicas que se besan, de técnicas de inseminación en las que el óvulo de una es fecundado y posteriormente gestado por la otra. Te pones nerviosa y tratas de seguir el tema, pero sin personalizar. "Las lesbianas", dices. Jamás "tú". Y sabes que cuando vamos a tomar café para que las mujeres que no tengan hijas se mueran de envidia y nos contamos tantas cosas entre risas, nunca me ha gustado hablar contigo de mis parejas, ni siquiera cuando se llamaban Borja o Jaime. Que opinamos que eso es algo que se habla con las amigas y tú te morirías si un día te digo que eres "mi mejor amiga". Vamos, que eres mi madre, que es mucho más.

Pues de pronto me apetece hablarte de mi novia. Y decirlo así: "mi novia". Y no para hacerte la puñeta, de verdad que no. Es sólo que esto de hablarnos como si nada "raro" ocurriera me va a volver loca. Y ahora que estamos en pie de guerra tengo sueños raros, dignos de una novela para adolescentes románticos y bobos. En mi sueño te digo que estoy enamorada, y tú preguntas que si es de Beloved, y yo te contesto que sí... "me gusta mucho, mamá", y tú sonríes y te alegras de corazón. Y lo que más me cabrea es que al despertar desearía que hubiera sucedido en realidad. Una escena cursi y melosa, de esas que me horrorizan, como de Padres Forzosos. ¡Y quiero que ocurra de verdad! ¿Tú te crees? Si no fuera porque te aterra, nos moriríamos de risa, si te lo contara.

Por otro lado... a saber qué sueños tendrás tú. Y a decir verdad, sé que el mío un día se cumplirá. Puede que el pacto no fuera de no agresión, sino de paciencia mutua.

Lady404. 4:57 p. m. Enlace a este post



Complicidades que negaré

Dicen que no se puede criticar algo que no has probado nunca. Por eso, antes de decirte lo cabrón que eres, voy a probar a ser como tú. Quizás no sea un cambio tan malo, a ti parece gustarte: siempre pones esa sonrisa cuando te escuchas alabarte a tí mismo. Hoy voy a creerme más lista que nadie, a mirar por encima del hombro, ¡que todos se den cuenta de lo mucho que valgo!. Pasaré por encima de ti, de esa, de aquel, y me compraré unas botas tres tallas más grandes, para poder tener más tierra bajo mis pies a cada paso. Unas botas de payaso. Como las tuyas.

Tú has sido mi mentor, y yo la alumna aplicada que sigue tus pasos: seduciré con sonrisas y encantaré con palabras. Sí, eres un mago de la retórica, único en el arte de escupir insultos disfrazados de lisonja. Manipulador, con tu mala leche oculta tras esos ademanes de cortesía, eres tan educado... siempre saludas por el nombre, tú siempre has recordado esos datos. A veces pienso que en el fondo tienes razón, que eres más listo que nadie... de otra manera, no sería posible que consigas tener a tantos engañados. Y esa facilidad que tienes para reemplazar a los que abren los ojos por otros aún ciegos...

Hombre, no, que ya son muchos años, que yo te conozco, y tú sabes que yo te conozco. Aunque eso no es lo que realmente te aterra, sino la certeza de que no me impresiona tu charlatenería. Pero a tí sí te da miedo la mía, ¿no es cierto? Debería darte miedo, mira lo que he montado con un par de susurros. Y si nunca lo hice antes, fue simplemente por pereza, ya lo sabes tú, que no eres tan importante.

Tienes todas las técnicas. Ahora las he aprendido yo también, te he observado de cerca y espero tener pronto ocasión para emplear una de mis preferidas, ¿sabes a cuál me refiero? Sí, hombre, cuando te sabes tan ingenioso que utilizas tu agudeza para humillar a alguien. Y entonces eres tan gracioso, y todos nos reímos tanto, mientras que el pobre no puede responder porque no tiene tu rapidez, pero tampoco puede mostrar su enfado porque no era más que una broma. Ser ingenioso o rápido no son, en el fondo, cualidades más importantes que ser alto o bajo, pero a veces son tan útiles para atacar, ¿no es cierto? Te permiten hacer daño intencionadamente y que todos te consideren de lo más ocurrente y divertido. Todos menos uno, a ese se le distingue porque es el que vuelve a casa a paso rápido, rumiando respuestas "le tenía que haber dicho que...". Por listo.

Seré como tú: tan lista, tan repelente, tan falsa. Probaré un par de días, a ver si me gusta, y si es así te sonreiré y seré encantadora contigo, para luego adoctrinar a los demás y desprestigiarte a tus espaldas. Y si no me gusta, entonces ya podré criticarte a la cara, nadie podrá acusarme de juzgar algo que no conozco.

Lo curioso es que entre enemigos se crea una complicidad que ambos negarían. A veces también a mí me resulta cansino, pero reconoce que todo esto no te resultaría ni la mitad de divertido si no estuviera yo ahí, hablando tu misma lengua en la que cada frase tiene tres lecturas y cada palabra mil matices. No, desde luego, no pretendo frivolizar sobre esto, sé que es muy serio. Para mí también lo es, aunque en un plano diferente. Al contrario que tú, lo que yo me juego no se puede tocar.

Lady404. 7:00 a. m. Enlace a este post



sábado, diciembre 20, 2003

Anoche me ligó una chica.

Y me gustó mucho.

Lady404. 8:47 p. m. Enlace a este post



jueves, diciembre 18, 2003

El mosto de Hemingway

Se acerca el fiestorro de Navidad en el Instituto y hay que entregar los premios del concurso de tarjetas navideñas. Al parecer, las nuevas leyes educativas prohíben que a los alumnos se les premie con vil metal, así que mi madre ha decidido no comprar el típico lote de libros, sino cheques-regalo de El Corte Inglés, y que cada cual se compre lo que quiera.

La medida ha levantado suspicacias en el profesorado:

-¿El Corte Inglés? ¡Ni hablar, eso es imperialismo!
-Sí, pero un vale de Ultramarinos Juani limita bastante...
-Hay que comprarles libros, que un cheque regalo se lo gastarán en alcohol para un botellón.
-Por Dios, se lo gastarán en ropa o discos... mi hija ganó el premio literario del Instituto y no se gastó el dinero en alcohol.
-Eso es muy distinto: los que escriben, no beben.

Así que ya sabéis, según los expertos en educación, los bloggeros sólo tomamos zumo de piña y mosto, como Hemingway. Y eso que fumaba Coleridge no era más que incienso. Aunque cierto es que si tuviera que pagarme los copazos con el dinero que obtengo por escribir el blog, alcohólica no sería, no.



Lady404. 1:55 a. m. Enlace a este post



martes, diciembre 16, 2003

Anoche, por fin, tuve una visión.

Beloved me informó el otro día, con una mirada maliciosa, de que ya sabe qué regalo me hará en Navidad. Confesé que yo no tenía ni la menor idea y desde ese momento no paro de darle vueltas y pedir asesoramiento a todo el mundo. Voy a permitirme daros un consejo para conservar a vuestros amigos: si alguien os pide ayuda para hacerle un regalo bonito a su novia, no le digáis "pues... ¿un disco, un libro?". No es que no sean regalos bonitos, pero no os sorprendáis si no responde "¡anda, qué idea más buena, un libro, no se me había ocurrido!".


Lady404. 3:47 p. m. Enlace a este post



viernes, diciembre 12, 2003

Estas manitas de oro...

Por fin he descubierto mi verdadera vocación artística. Vista la maravilla de obra que he creado, creo que voy a olvidarme de la oposición y dedicarme de manera profesional al belén de plastilina.

Lady404. 5:10 p. m. Enlace a este post



jueves, diciembre 11, 2003

¿Y entonces?

En el "taller de matemáticas" que da mi madre, en un Instituto público de una zona con un nivel socioeconómico altísimo, uno de sus alumnos es rumano y apenas habla español, pero esto no le impide ser el alumno más brillante en matemáticas que ha visto mi madre en su vida, aparentemente un superdotado. Siempre gana en los juegos en grupo y el líder del otro equipo, un chico muy inteligente y competitivo, está desesperado. Tanto que al perder en uno de los juegos, gritó al rumano: "tú no deberías participar, que no tienes papeles". Él sí que los tiene, toda su familia, gitana, lleva siglos en España.

Al día siguiente, el rumano superdotado es enviado a Jefatura de Estudios por negarse a sentarse junto a una alumna porque es negra, de padres españoles. La chica negra, por su parte, hoy quería pegar a el egipcio que había dicho a un dominicano que los negros son basura.

Mi madre la encontró en el pasillo, preparando a un grupo de negros de unos 13 años para la pelea y les soltó una charla de no-violencia con argumentos del estilo de "el racismo es fruto de la ignorancia, la gente que viaja, que conoce a otras gentes, se da cuenta de que todos somos iguales en lo que importa, hay que fomentar la educación y la cultura blabla...". Sorprendentemente, los chavales terminaron por darle la razón y decían "es verdad, los racistas son unos paletos de pueblo" y "pegarse no es la solución".

Me lo contaba muy deprimida: "El gitano se cree más que el rumano, el rumano más que la negra, el egipcio más que el dominicano y la negra más que el egipcio. Y yo, para convencerles de que la violencia no es la solución, les suelto una charla sobre que la educación es la únca manera de erradicar el racismo, y eso es mentira"
-¿Por qué es mentira?
-Los alemanes eran el pueblo más culto de Europa en la época de los nazis.
-Gracias, mamá, me acabas de tirar por tierra toda mi teoría. ¿Y entonces...?
-Yo qué sé. Por eso no se lo he dicho a ellos.

Lady404. 3:14 p. m. Enlace a este post



miércoles, diciembre 10, 2003

Robinsones urbanos
No sabéis lo dificil que es publicar desde un ordenador sin conexión a Internet. Se ha ido, de pronto, sin avisar, y es que mi casa es el mejor ejemplo de "en casa del herrero":

Mi padre es como el del anuncio, que lo arregla todo, todo y todo, y además es un amante de la tecnología. Esta es una combinación catastrófica: siempre somos los primeros en tener el aparato más novedoso (en su día, el vídeo, microondas, PC...) pero cuando los cacharros se estropean mi padre los arregla de tal manera que duran eternamente, así que el microondas es jurásico, nuestros PCs están siempre abiertos y con trozos añadidos y el vídeo es vertical y se abre la caja para meter la cinta, como en los cassettes. No graba desde hace 10 años.

Tenemos también una centralita para llamarnos por teléfono de habitación en habitación, que compramos el día en que salió al mercado. Para instalarla, hubo que consultar los planos de la casa e ir metiendo cable de teléfono por los conductos del aire acondicionado. Todo esto lo hicimos nosotros, por supuesto, y nos llevó tanto tiempo que cuando le pedí a mi padre que me pusiera una conexión al router para el PC de mi habitación se negó a repetir la maniobra. Aquí está la gran paradoja del herrero: no se puede llamar a un profesional porque mi padre sabe hacerlo, pero no lo hace porque es un coñazo. Así que desde el sótano, donde está el router, sale un cable coaxial por la ventana, atraviesa el jardín, da la vuelta entera a la casa y se empalma con otro que entra por mi ventana, en el segundo piso. Entra un frío que pela por la rendija, pero en lugar de hacer un agujero con un taladro, me he contentado con sellarla con celo, así que la ventana ya no se puede abrir.

El caso es que ha debido de entrar agua en el empalme, o quizás un pájaro se ha comido parte del cable, pero la conexión casera se ha estropeado al cabo de unos meses. Lo peor no es no tener Internet, sino la sesión didáctica de "Do it yourself" que me espera este fin de semana sobre cables coaxiales y redes. Mi padre está empeñado, desde nuestra más tierna infancia, en que mi hermano y yo seamos una especie de Robinsones urbanos. Para que un coche vaya al taller le tiene que pasar algo terrible, y antes de tomar esta decisión hay que investigar a fondo el motor escuchando una monótona lección sobre delcos y catalizadores.

Cuando era pequeña y no existían los chats, me dio por las emisoras de radioaficionado. Mi padre, por supuesto, tenía varias prehistóricas que fueron desguazadas y combinadas en una sola que funcionase. La antena no se podía comprar: la fabricamos con el tubo de aluminio de un limpiafondos de piscina, mientras me instruía sobre el funcionamiento de las ondas de radio. Seguramente yo he sido la única niña a la que han puesto a jugar con un osciloscopio: ¡mira qué divertido, tu hablas y aquí salen las ondas de tu voz! o a hacer cohetes que volaran de verdad. No era la primera vez, cuando mi hermano tuvo edad de dejar el chupete, mi padre construyó un globo aerostático de varios metros de alto, pusieron en su cestita el chupete y lo echaron a volar, para hacerle una gran despedida. (Si vuestra casa se incendió por la llama de un globo casero descontrolado, pensad que era para hacer feliz a un niño)

Nunca nos prohibió enredar con los aparatos, así que cuando mis amigos venían a casa, los apilábamos todos y construíamos naves espaciales que tenían luces y pitaban. Cuando los amigos crecieron, empezaron a darse cuenta de que todos esos aparatos eran un poco raros y circuló el rumor de que mi padre era como el de Maniac Mansion y ya nadie quería venir a casa. Ahora intento simplemente que mis nuevos amigos no bajen al sótano y cuando preguntan por qué en lugar de cuadros tenemos fotos de satélites simplemente digo "es que trabajaba en la NASA". (es verídico, por otro lado).

Cris un día me llamó McGyver sólo porque le arreglé un ratón con un trozo de un boli Bic. A mí me resulta de lo más natural que cuando algo se estropea, se abre y se arregla. Hace un par de días me empeñé en cambiar un enchufe que no funcionaba en casa de Beloved, que me miraba atónita: "déjalo, que llamo a un electricista". Qué queréis, vivo en una casa en las etiquetas de las cajas del garaje, en lugar de poner "botas de esquí" y "bolas de Navidad", pone cosas como"vávulas de emisión y recepción" "cables multiconductor y planos" y "circuitos integrados".

Lady404. 5:57 p. m. Enlace a este post



miércoles, diciembre 03, 2003

Tardes de domingo

Para aquellas que habláis inglés, os voy a dejar una lista de enlaces de películas lésbicas que he encontrado con el eMule, eDonkey, etc. Algunas no las he terminado de bajar y no puedo asegurar que se cuele algún fake (archivo que tiene un contenido distinto del que se le supone por el nombre, puesto a mala leche). Pero estos fakes se suelen dar en producciones como "El señor de los anillos" más que en películas bollos más o menos independientes:

Better than Chocolate elink | Sinopsis

High Art elink | Sinopsis

Lost and Delirious elink En español (El último suspiro) elink | Sinopsis

But I'm a Cheerleader elink | Sinopsis

Kissing Jessica Stein elink En español (Besando a Jessica Stein) elink | Sinopsis

Bar girls (French subtitles) elink | Sinopsis

Henry and June elink | Sinopsis

A Family Affair elink | Sinopsis

All over me elink | Sinopsis

Chance elink | Sinopsis

Cannibal Women In The Avocado Jungle Of Death elink | Sinopsis

Chutney Popcorn elink | Sinopsis

Desert Hearts elink | Sinopsis

If These Walls Could Talk 2 elink | Sinopsis

It's in the Water elink | Sinopsis

New Best Friend elink Sinopsis

The Sex Monster elink | Sinopsis

The Hunger elink | Sinopsis

Treading Water (2 Cd's) Cd1 - Cd 2 | Sinopsis

What's Cooking elink | Sinopsis



Que ustedes lo bajen bien. ¿Alguien tiene algún enlace que aportar? Búfenme críticas, les ruego.

Tal y como dicen en Spanishare:
La única finalidad de esta Web es poder hacer copias de seguridad de vuestros originales..
Todo el material publicado en este Web ha sido descargado exclusivamente de Internet de sitios públicos, por lo que este material es considerado de libre distribución.
La administración de esta Web está en contra de cualquier tipo de piratería o acto delictivo, no apoyando en ningún caso actos de este tipo.


Lady404. 3:42 p. m. Enlace a este post



martes, diciembre 02, 2003

Mi entrada cínica

Hay dos tipos de personas: las agresivas y las rencorosas. Las personas agresivas son aquellas que, sin razón, te lanzan una piedra. Yo soy de las otras, de las que nunca ataca la primera, pero si me atacan a mí guardo sus piedras y las suelto todas juntas al cabo del tiempo.

Dentro de los rencorosos, los hombres tienden a la venganza espectacular, quieren que el otro les mire a la cara cuando está sufriendo la venganza, les gusta ver sus ojos de pánico y sonreir triunfales mientras se hunde con la certeza de que es él quien está provocando la situación: mírame, soy yo quien te está haciendo esto, cabrón.

Las mujeres vengativas nos caracterizamos por la paciencia y el anonimato. Si alguien nos agrede sin razón, podemos guardar el rencor aletargado durante años, en silencio, esperando al momento propicio. Además, las mujeres buscamos el sufrimiento del agresor, pero preferimos que no sepa que somos nosotras las culpables. Estos dos factores juntos son una bomba de relojería: las venganzas llegan al cabo de años, fuera de contexto, y nadie, ni siquiera el agresor, puede imaginar que esa mujer de aspecto tan angelical es la que le está haciendo "eso".

La venganza descontextualizada es un noble arte que requiere inteligencia, paciencia y mucha planificación. Muchas veces tiene la pega de que la mujer no puede disfrutar del espectáculo, porque es posible que ya ni siquiera tenga relación con el agresor. Una vez efectuada la venganza, una debe ser extremadamente cautelosa y vencer las ganas de acercarse al agresor o a su entorno para regocijarse, y también ha de ser consciente de que el secretismo es un pilar fundamental del éxito: una venganza perfecta puede ser extremadamente peligrosa si la verdad llega a oidos del implicado.

Sólo me he vengado con saña una vez en mi vida. Por motivos obvios, no puedo contar lo que hice ni por qué, pero sí os diré sin pudor que me quedé genial. Podréis citarme a grandes autores que dicen que "vengándose, uno se iguala a su enemigo; perdonándolo, se muestra superior a él" o que "el olvido es la mejor venganza". Pues qué queréis que os diga, a mí me sentó estupendamente. Mi venganza llegó al interesado cuando hacía más de 5 años que no lo veía. Por ello, no pude ver el resultado, pero mi imaginación (y la de las dos amigas que me acompañaron) hizo el resto. Contuve mis ganas de acercarme al lugar de los hechos, mantengo celosamente el secreto y aún me río cada vez que me lo imagino viendo la que se le veía encima y haciendo cábalas sobre quién podría hacerle algo semejante. Estoy segura de que ni se le ocurrió pensar en mí en su lista de sospechosos: un conocido con el que se lleva fatal, un amigo con el que discutió la semana anterior, alguna ex-novia... De hecho, la putada en sí no era demasiado grande, lo realmente gratificante era imaginarlo paranoico, preguntándose quién y por qué.

En fin, la conclusión es que el rencor es un sentimiento que puede resultar de lo más gratificante si una es capaz de guardarlo sin pensar mucho en él pero sin olvidarlo del todo, que un día llegará el momento propicio. Y que si un día os dáis cuenta de que alguien os está haciendo una putada anónima, echad la vista atrás... seguro que en alguna parte del pasado remoto hay una mujer inteligente, paciente y planificadora que ahora mismo se está meando de risa. Seguro que se lo merece.

Lady404. 3:07 a. m. Enlace a este post



BLOGGER . MAYSTAR .