¿Te aviso cuando escriba?

¿Cómo funciona? 

domingo, noviembre 30, 2003

Gestos familiares

Hay dos gestos que todo el mundo hace con toda naturalidad, menos yo, que no los he podido hacer nunca: comulgar y sacar el abono transporte del bolsillo trasero de los pantalones.

Fui la única de mis amigos que no pasó por el trauma de la transición del abono naranja al rojo, señal inequívoca de que ya tenías 21 años, ni mis bolsillos han tenido nunca esa familiar marca rectangular en el culo, ni he podido llevar mil papelitos metidos dentro de la funda del abono, siempre llena de mierda. Yo era la del eterno bonobús, hasta que el otro día Beloved me prestó su abono transporte, me lo metí en el bolsillo trasero para luego sacarlo con gesto despreocupado y picar el ticket. Desde entonces lo intercambiamos siempre y coger el metro se ha vuelto una experiencia maravillosa.

Respecto a comulgar, tengo que aclarar que sólo he ido a misas en bodas, bautizos y comuniones. Es como el Rocky Horror Picture Show, la misa tiene una coreografía que el público se sabe, pero yo estoy completamente perdida: ahora se levantan, ahora se sientan, ahora a murmurar esto o aquello, de pronto te da la mano el de al lado... todos saben lo que tienen que hacer o decir y cuándo hay que hacerlo. De pequeña, cuando había que ir a alguna misa de boda, me obsesionaba por quedar bien y trataba de imitar a los demás, para ello miraba a mi madre de reojo, que a su vez me miraba de reojo a mí, descojonada ante mi cara de perplejidad y mis preguntas. Fascinante, la liturgia.

Estaba yo concentrada en mi afán de mimetismo, cuando de pronto todo el mundo se levantó y se puso a hacer cola para comer algo que el cura les daba. Muy formal, me dirigía yo también a la cola cuando mi prima me dijo que yo no podía ir, que no había hecho la primera comunión.
-¿Qué es la primera comunión?
-Pues la primera vez que comulgas.
-¿Qué es comulgar?
-Lo que va a hacer toda esa gente.
-Ah, pues esta es la primera vez que voy, así que es mi primera comunión.
-No, que no puedes ir a menos que ya la hayas hecho.
-¡Pero si nunca comulgo por primera vez, nunca podré hacer la primera comunión!
-Que no, primero tienes que ir a catequesis.
-¿Tú has ido a catequesis y has hecho la primera comunión?
-Sí.
-¿Esta es tu segunda comunión?
-Anda, vete con tu madre.

-Mamá, ¿qué es comulgar?
-Comer el cuerpo de Cristo.
-¡Qué asco! Yo no quiero hacer nunca la primera comunión, mamá.


Mi madre, sin embargo, ansiaba verme vestida de merengue y ante la imposibilidad de una primera comunión por lo civil, decidió un buen día hablar con un cura rojo que conocía, para ver si sería posible que yo hiciera la comunión sin ir a catequesis, si él podría darme simplemente unas instrucciones para que yo no hiciera el ridículo en medio de la performance. "Pero le cuentes nada sobre Dios, es sólo que me hace ilusión ver a la niña vestida de hada". Al cura le pareció una razón tan buena como otra cualquiera y accedió sin reservas. La niña, sin embargo, se negó rotundamente a llevar semejante atuendo a pesar de todos los regalos que le prometieron a cambio. Y mi madre se quedó con las ganas.

Un día de estos le pido a Beloved que me lleve a una misa y que me enseñe a comulgar como si lo hubiera hecho toda la vida. Igual que cuando me deja su abono transporte.

Lady404. 11:41 p. m. Enlace a este post



jueves, noviembre 27, 2003

Dejad que las niñas se acerquen a mí.

Adorables mujeres del mundo, si queréis coincidir conmigo este fin de semana, el viernes a las 20:30 pretendo ir a un recital de poesía de Wislawa Szymborska en la Entredós y el sábado a la celebración del 7º cumpleaños de la Eskalera Karakola (kasa okupada de mujeres). Ambas citas son gratuitas (o casi) y women-only.

No soy dada a escribir canciones ni poemas ajenos en el blog, pero dado que el "Manifiesto bloggero" dice que escribirlos es una horterada, disfrutad del primer poema que leí de Wislawa Szymborska:



AGRADECIMIENTOS

Mucho debo
a quienes no amo.

El alivio de enterarme
que intiman con otros.

La alegría de no ser
el lobo de sus corderos.

En paz estoy con ellos,
y en libertad,
dos cosas que el amor no puede dar
ni sabe tomar.

No les espero
yendo y viniendo de la puerta a la ventana.
Con la paciencia
de un reloj de sol,
comprendo
lo que el amor no comprende,
perdono
lo que el amor jamás perdonaría.

Entre una carta y una cita
no transcurre la eternidad
sino sólo días y semanas.
Los viajes son siempre perfectos a su lado,
los conciertos se escuchan,
las catedrales se visitan
y los paisajes se contemplan.

Y cuando siete montes y ríos
nos separan,
son montes y ríos
señalados en el mapa.

Suyo es el mérito
de poder yo vivir en tres dimensiones,
en un espacio no lírico ni retórico,
frente a un horizonte movedizo, y por tanto, real.

Ignoran
cuánto me entregan sus manos vacías.

“Nada les debo”,
diría el amor
acerca de tan discutible cuestión.


Wislawa Szymborska, Paisaje con grano de arena. 1995.


Lady404. 3:35 p. m. Enlace a este post



miércoles, noviembre 26, 2003

Mi madre y la moda adolescente

Ante la polémica decisión de las autoridades educativas francesas de prohibir que sus alumnas enseñen el tanga en clase porque los chicos de la fila de detrás se revolucionan, mi madre opina que habría sido mejor dejarlo correr. "Total, los chicos se revolucionan haya tanga a la vista o no. Quizás algo menos en invierno porque tienen las hormonas aletargadas, pero con la primavera lo mismo da que las niñas vayan en pelotas o vestidas de monja", dice.

La medida, dice ella, es innecesaria porque un "profesor pata negra", como ella se denomina a sí misma y a cualquiera que haya dado clase durante unos 20 años, sabe que las modas adolescentes son tan exageradas como fugaces. Estamos comiendo en un mexicano, quizás demasiado caro para lo que realmente es, mientras me hace un repaso de las modas que ha visto correr año tras año en sus clases:

Recuerdo que la primera que me llamó la atención fue a principios de los 80. Las chicas iban con minifalda, medias de rejilla rotas, maquillaje chillón y el pelo cardado. Ellos llevaban con camisetas ajustadas rotas, cadenas de bicicleta por todas partes y muñequeras de pinchos, pero todo con un toque muy afeminado. Las chicas iban de putas y los chicos de maricas y macarras.

En la etapa de transición hacia la siguiente fase, las chicas suavizaron su aspecto y los chicos empezaron a ponerse pantalones de vestir y americanas raídas de su abuelo. Como los abuelos normalmente usaban 3 tallas menos, los alumnos apenas podían moverse y si alguno tenía que escribir en la pizarra, se rompía las americana por la axila.

Un buen día, enterraron las americanas y todos los chicos aparecieron vestidos con tonos pastel: pantalón de pinza y jersey de rombos con cuello de pico, cortes de pelo pulcrísimos, olían a colonia Nenuco y tanto ellas como ellos traían a clase un patuco que les debía haber hecho su madre, a modo de estuche. Ellas llevaban vaqueros pesqueros y jerseys grandes, con motivos de ositos de peluche.

Cuando dejaron de ser los hijos perfectos, se compraron en masa unos bermudas que llegaban por debajo de la rodilla, en tonos fucsias, amarillo limón, verde o azulón, con camisetas grandes de marcas deportivas o caritas sonrientes fosforitas. En invierno volvieron los vaqueros, exclusivamente azul clarito, y rotos por todas partes, incluída una buena raja en la base del culo. Todos llevaban pulseras fosforitas con 3 ó 4 chinos de la suerte.

Tras esto, llegó la época del riguroso uniforme: chicas y chicos llevaban vaquero azul que podía ser exclusivamente de 3 marcas: Charro, Pepe o Liberto, con un cinturón negro con tachuelas que tenía una hebilla gigante. Las camisetas, blancas y con la marca bien grande, a elegir entre 5, iban por dentro. Para ir más arregladas, las chicas podían optar por ponerse un body negro o de un color discreto. (Un body era una camiseta ajustada, de una especie de canalé de lycra, con cuello alto, y que se abrochaba con corchetes sobre las bragas. Bebés con vaqueros, vamos). En invierno se llevaban también unos estúpidos "pantalones cortos de invierno", especialmente en tonos granate o negro, de franela, combinados con medias negras.

Esto degeneró en la época gris, en la que se llevaba el vaquero azul y camisetas negras, con jerseys de lana grises, marrones oscuros o negros. Surgió entonces una rama que llevaban los pantalones ajustadísimos, deportivas o botas gigantes, plumas a modo de torera y los chicos se raparon el pelo.

Al tiempo, aparecieron todos los alumnos con la ropa gastada, rota y llena de mierda. Pelos semilargos y mal cortados en los chicos y las chicas lo llevaban largo y limpio, pero sin peinar. Los bajos de los pantalones iban rotos por el lateral y pisados. Chaquetas de chandal de los 80 o jerseys de lana, en tonos rojos, azules, que estaban llenos de pelotillas y tenían cuello y mangas raídos, así como manchas por todas partes. Esa fue una moda asquerosa.

Regresó entonces el color chillón a las camisetas, que volvieron a ajustarse y a estar limpias y los pantalones se ensancharon hasta 5 tallas más de la necesaria. El pantalón se ajustaba con un cinturón a medio culo, en los chicos por debajo de él. Calzoncillos y bragas se enseñaban sin pudor y al escribir en la pizarra, los pantalones se caían a menudo.

¿Que hoy se les ve el tanga? Bueno, quizás mañana se lleven las bragas de esparto, con un mono de albañil y una peineta. ¿No se llevan tacones con calentadores? Dentro de 5 años ya nadie se acordará. ¿O acaso alguno de vosotros, al poneros una cinta en el pelo que tan de moda están, la arrastráis 3 ó 4 cm. hacia delante para que quede ese tupé que tanto molaba cuando yo era pequeña?

Lady404. 5:27 p. m. Enlace a este post



lunes, noviembre 24, 2003

Episodio recopilatorio

Al mirar hoy mis estadísticas he encontrado este "número casi":


19.999 visitas



¡Yo he sido la visitante número 19.999 de Variaciones! Me he quedado al acecho y minutos más tarde, exactamente a las 3:04:23 pm ha entrado el visitante número 20.000, desde un enlace de Sincontrol: 100 follipuntos canjeables de premio.

Haciendo balance del mogollón de visitas, deduzco que:

El 80%, tirando por lo bajo, son visitas mías.

El 10% llegaron engañados por Google, que les aseguró que aquí encontrarían las tetas de Esperanza Aguirre.

El 5% son visitas de mi novia, que para algo es mi novia.

Otro 3% está repartido entre todos mis amigos que me leen amenazados.

El 1% son comeblogs excéntricos que van de enlace en enlace que y han llegado aquí alentados por bloggeros sin criterio, especialmente Barbarella y LaLoren, mi vecina Ariadna y el feo ese, que ostentan el record de ser los que más almas me traen para llevarme al infierno.

Por tanto, aún queda un 1%, que se corresponde a 200 visitas ajenas a los grupos anteriores. Dado que desde el 4 de Abril que empecé hasta hoy hay exactamente 234 días, ¡tengo UNA FAN VERDADERA que me lee casi a diario!

Para mi querida única fan, mi number one, aquella que escribe en el margen de sus cuadernos mi nombre, la que me escribe poesías en secreto y tiene sueños húmedos starring Lady404, a ella va dedicada esta entrada. Gracias ;)



Entraron buscando...
dieta alimenticia de un cantante

Lady404. 11:15 p. m. Enlace a este post



domingo, noviembre 23, 2003

Dedicado a Beloved, a quien siempre tengo que aclarar que no todo lo que escribo aquí es tal y como me ha pasado

En mi última entrada aparece un bufido que me ha dejado pensativa:

"Aki la gente es askerosamente pelota, y se cree q te konoce por leer esta pagina un dia por semana. Si te konocieran..Estoy harto de lo falsa ke es la gente, de la gente ke se kree superior a otra gente, y de la gente hiper enkantadora y super mega guay."
Me dais asco. (Anónimo)

Es brillante: si yo leo ese anónimo en cualquier blog, sin duda pensaría que lo había escrito el propio bloggero para crear polémica y regalarse los oídos con los comentarios posteriores. Si esa era la idea, que todos pensaran que soy subnormal, me quito el sombrero. Lamentablemente, sabéis que mi gripe ha mermado mis facultades para elaborar tales ardides así que reconozco apesadumbrada que no, no fui yo.

Dejando eso de lado, a primera vista pienso que nadie es tan ingenuo como para creer que me conoce por el hecho de leer lo que escribo aquí. Ariadna hace meses sostenía que "los blogs no son personas, sino alteregos" y en mi caso, sin embargo, esto no me parece del todo riguroso. La única gracia de leer un diario personal es que uno tiene la sensación de que va conociendo a la persona que lo escribe y cada uno disociará a Lady404 respecto de Diana en el grado con que se sienta cómodo con su fantasía. Por otro lado, y sin perdernos en cuestiones semánticas de lo que "conocer a alguien" significa, Lady404 es una faceta de Diana, tan cierta y tan importante para mí como Diana-la-de-la-facultad, Diana-la-hija o Diana-la-novia.

Mi madre sabe cuándo pasé cada enfermedad, cada uno de mis hábitos cotidianos y sin embargo no se pudo asomar a lo que sentí cuando me dejó mi ex, ni que mis besos con mi novia son todos parisinos, y vosotros sí. Vosotros, que no sabéis siquiera si soy rubia o morena, cosa que el vendedor de periódicos de la esquina podría concretar sin dudarlo aunque nunca haya cruzado media palabra con él. Es cuestión de facetas, vosotros sólo podéis aspirar a conocer a Lady404 y si no os gusta, sólo tenéis que marchar. La ventaja de mi faceta Lady404 es que no veo a la gente que se va.

Por otro lado, estos días he estado con algunas personas que, igual que anónimo, piensan que si alguien es agradable, es que hay truco. Yo he preferido no desconfiar de la gente (obviemos ahora el primer párrafo de esta entrada) y creo que soy más feliz. Total, si alguien me va a dar un palo, me lo dará confíe o no, así que no gano nada con sentir día y noche que vivo en un mundo hostil. ¿Que somos pelotas en los comentarios? Sin duda, yo la primera, pero ¿por qué te molesta que alguien me diga que le gusta lo que hago? ¿por qué asumir que son unos falsos? Lo siento, estamos diseñados para que nos agrade el jaboneo y acepto el jaboneo sin reservas, especialmente cuando viene de personas que no ganan ni un mísero follipunto canjeable por decirme que les gusta leerme.

Por último ¿por qué no te gusta la gente que se cree superior a otra gente? Vamos, que yo me creo superior a muchos... ¿alguien no?



Entraron buscando...El peso del alma 21 gramos

Lady404. 4:28 p. m. Enlace a este post



viernes, noviembre 21, 2003

Cerrado por gripe, recuerdo de Barcelona.

Disculpen las molestias.

Lady404. 5:31 p. m. Enlace a este post



miércoles, noviembre 19, 2003

Aprovéchate, que vives en el país de las naranjas.

Cuando llega el invierno y me quedo sola en casa, exprimo naranjas en secreto. Las adoro, pero normalmente no me las puedo comer porque tengo una manía: el olor que se queda en las manos durante horas.

De pequeña aprendí a pelarlas y prepararlas con cuchillo y tenedor, pero siempre acabo tocándo un gajo sin querer y me obsesiono con el dedo del delito de tal manera que no puedo disfrutarla. A veces aprovecho en la cena y le llevo dos naranjas a mi padre, siempre es el mismo ritual: él pela una como si fuera para sí mismo, como si no se diera cuenta de que se la voy a robar. La abre, la separa en gajos y entonces le quito el plato y le doy otra naranaja entera. Él se hace el sorprendido y finge tratar de recuperar la que está preparada, y yo me voy corriendo a la otra punta del sofá y me la como riendo con un tenedor, mientras él refunfuña que soy una maniática y pela la segunda naranja. Nos encanta ese juego.

Cuando reunimos suficientes puntos verdes de Caja Madrid, de entre todas las cosas que había en el catálogo pedí a mi madre que trajera el exprimidor. Mi madre se negaba porque sabía que yo no exprimiría ni una sola naranja si tenía que tocarla, pero al final accedió. De vez en cuando, sigue diciéndome que fue estúpido porque no uso el exprimidor jamás.

Nadie sabe que cuando me quedo sola en casa, saco dos guantes de latex que tengo escondidos y exprimo naranjas en secreto, para poder entregarme a uno de mis más anhelados deseos: sentir el frío de la pulpa, partir una naranja por la mitad, beber su zumo recién exprimido y que las manos me huelan a jabón.

Lady404. 4:36 p. m. Enlace a este post



miércoles, noviembre 12, 2003

Tan pequeño y tan nuevo...

Mosqueada porque mi ordenador nuevo hacía una cosa rara, le he puesto un antivirus. La cosa ha sido más o menos:

Jefe, ¿qué tiene?
¿Que qué es lo que tengo? que tengo de tó: teeeengo troyanos, tengo gusanos, tengo jodido el explorador, tengo muchos virus y muy variaos, tengo el registro muy bien aliñao...

Menuda nochecita me espera. Porque, como todos sabemos, los antivirus sólo sirven para decirte el nombre del virus, pero no los quitan. Y para eso...

Lady404. 11:40 p. m. Enlace a este post



El número bollo mágico.

Muchos conocéis el Oráculo de Bacon, consiste en introducir el nombre de un actor/actriz y obtener su "número de Bacon" correspondiente, que es el número mínimo de actores/actrices que hayan trabajado juntos en alguna película, desde el que tú introduces hasta llegar a Kevin Bacon. Conseguir un número mayor que 4 es realmente difícil (Torrebruno, por ejemplo, tiene un 3).

Entre lesbianas, la situación es parecida. Puedes enlazar a dos bollos entre 20 y 30 años de cualquier cuidad de España en menos de 6 ex. Beloved y yo hemos descubierto recientemente nuestro número bollo mágico: el 4. Este fin de semana nos vamos a Barcelona en viaje de placer y estamos casi seguras de que en el bar de moda montaremos una happy-pandy de lo más culebronesca:

Número bollo mágico:4



(Una línea que une a dos personas implica que han estado juntas durante el último año)

El ambiente bollo es vivir en un eterno Melrose Place, pero con la inquietante posibilidad de que tu novia te deje por tu ex, o que las dos tías que te gustan se líen entre sí, o que tu novia y tú os estéis poniendo los cuernos con la misma persona. Hay miles de posibilidades terroríficas.



Entraron buscando...
lesbianas del bronx

Lady404. 3:45 p. m. Enlace a este post



martes, noviembre 11, 2003

Rocky Horror Picture Show

Necesito amigos. Cansada de oír maravillas sobre The Rocky Horror Picture Show, conseguí que me la prestaran en vídeo y hoy la he visto por primera vez.

Con mi madre.

Creo que esa película no está pensada para hacerlo así.

¿Alguien que se sepa el Audience Participation me quiere llevar al cine? ¿Sí? Pago las palomitas.

Lady404. 2:58 a. m. Enlace a este post



Los graznidos han desaparecido. No sé ni cómo ni por qué. He puesto un sistema de bufidos, a ver si va mejor...

Quiero mis graznidos :(

Lady404. 2:22 a. m. Enlace a este post



domingo, noviembre 09, 2003

A mí, la legión

Lo que más me gusta de mi familia es que tenemos una bonita costumbre para accidentes en la cocina: el "crash-cagonlaleche!!". Consiste en que cuando a un miembro de la unidad familiar se le cae un plato o similar y se le rompe, el que esté más cerca acude raudo a limpiar el desaguisado, dejando al torpe libre de la tarea.

Da igual que el plato esté limpio o que tenga una deliciosa comida que haya requerido horas de preparación: lo que más molesta cuando algo se cae es limpiar el suelo, especialmente hay algo pringoso como un huevo, o si el recipiente era un plato de Duralex, que no se rompen casi nunca pero, cuando lo hacen, explotan y se desintegran en millones de cristales diminutos.

Cuando era pequeña, tan pequeña como para levantarme antes que ellos un fin de semana, tenía la boba costumbre de llevar a mis padres el desayuno a la cama. En una ocasión se me cayó la bandeja entera y rompí de una sola vez 2 tazas, 2 platos, un azucarero precioso y, por si fuera poco, el café se coló por el hueco de la escalera y resbaló por la pared de 3 pisos. Eso sí que fue gotelé del bueno.

Para engrosar mi lista de torpezas, esta tarde mi madre me ha pedido que hiciera un postre, dice que yo amaso como nadie. Cuando sólo quedaba el toque final, he levantado la fuente de cristal y me he quedado con las paredes en la mano mientras el fondo caía al suelo junto con mi delicioso postre. Al escuchar el "crash-cagonlaleche" mi madre ha venido cual Selur a fregar el suelo mientras yo farfullaba improperios.

-Mira, Diana, así has aprendido que en el cristal no se pueden echar cosas muy calientes. Yo lo aprendí en la facultad, cuando metí en agua hirviendo 5 termómetros de precisión que estaban en un congelador.

-Vaya, y lo peor es que tendrías que limpiar todo tú.

-En realidad me hice la sueca y salí del laboratorio corriendo.



Entraron buscando...
en el concierto del 30 de octubre dani beso a una chica | historia de Jane Eyre hecha en la pelicula ¿Qué significa eso?


Lady404. 6:44 p. m. Enlace a este post



viernes, noviembre 07, 2003

Clasificados

Es universalmente conocido que el mes de septiembre es fatídico para las parejas, la mayoría de la gente abandona o es abandonada, y todos pasan el mes deprimidos por ello. El mes de octubre, con esto de que empiezan los fríos, la gente sale menos y cuando lo hace, no está demasiado inspirada para interactuar con desconocidos. La consecuencia de tanto tedio es que al llegar noviembre empiezan a ser conscientes de que llevan la tira sin un ligue en condiciones, y el tema central en mis cafés de noviembre es el "Diana, no echo un polvo desde hace meses" y "lo peor es que no me gusta nadie".

Aprovechando el tirón de mi blog, voy a hacer una obra social:

Miguel, 20 años. Está harto de que la chica de la que está enamorado le cuente lo hijo de puta que es su novio, no como él, tan sensible y encantador, debería buscarme un tío como tú, qué pena que seamos demasiado amigos. Necesita una novia urgentemente. Miguel estudia Económicas, es moreno y con perilla, ojos marrones, freaky genuino. Ventajas: cariñoso, atento y tiene millones de películas en DivX. Inconvenientes: el 80% son manga.

Carmen, 24 años. Necesita que un novio que le dure un mes. No exige demasiada dedicación, de hecho con que se vean el día 1 y el 30 es suficiente. Carmen estudia Ingeniería Informática, es morena, sin perilla, ojos marrones y una mirada preciosa. Incompatible con Miguel porque no le gustan los jovencitos. Ventajas: odia las conversaciones "para conocernos" del tipo "a mí me gustan las albóndigas pero no las torrijas, ¿y a tí?" Inconvenientes: Si le conozco poco, no. Si le conozco mucho, menos.

Mónica, 24 años. Necesita amigas nuevas que no se empeñen en que sea normal y que no intenten emparejarla con tíos de lo peor. Con salir a emborracharse juntas de vez en cuando será suficiente. Mónica estudia Ingeniería Informática y su historial delictivo no es excesivamente extenso. Ventajas: se desconocen. Inconvenientes: es la amiga guapa y con tipazo, si el objetivo es salir a ligar, no es bueno tenerla al lado.

Bela, 30 años. Necesita un hombre, que no viva con sus padres, como amante pasional para viernes y sábados, después de salir con sus amigas. Necesita, además, otro que sea su novio para los domingos, reglas, convalecencias y días de tensión baja. Marina es una psicóloga atípca, de las que no dan el coñazo con que son psicólogas. Ventajas: para el de los viernes y sábados, sobran explicaciones. Inconvenientes: puede herir el ego de un hombre porque aparcará mejor que él, tendrá más fuerza, sabrá más sobre móviles, coches, ordenadores, y le ofrecerá su jersey cuando haga frío.


Interesados, dejen sus graznidos y forma de contacto.



Hoy he aprendido que...
Si tampoco tienes tu navegador configurado como los seres inteligentes, ya no es necesario cerrar las 18 ventanas hasta que demos con la que ha hecho saltar el puto MIDI: Parece ser que con el botón "detener" del navegador, la música se para.

Lady404. 5:49 p. m. Enlace a este post



Botón del pánico

Acaba de sonar la alarma en mi casa. Literalmente, quiero decir. El trasto ha empezado a sonar escandalosamente y mi madre y yo, muy inteligentes, hemos salido corriendo de la cama para ir al encuentro del asesino, que subía corriendo las escaleras y nos gritaba por encima del pitido infernal "¿pero por qué habéis puesto la alarma? ¡Que estaba yo en el sótano!". Ah.. lo siento, papá.

Mientras mi madre aclaraba el error a los de la central de alarmas, yo tranquilicé a las cabecitas en pijama que se iban asomando desde las ventanas vecinas. A los cinco minutos, la calle volvía a estar en calma y todas las persianas bajadas de nuevo, pero los perros seguirán ladrándose unos a otros, por turno, durante la próxima hora. Y el caso es que deberían estar ya acostumbrados, si en esta calle cuando no es la alarma del número 25, es el coche del 32; aquí siempre pita algo.

Antes en mi casa teníamos la alarma igual que la mayor parte de los vecinos, el modelo jodiente, que lo único que hace es pitar y pitar hasta que alguien la desactiva con una llave. Si se daba el caso de que la de los vecinos saltaba porque se habían dejado el gato dentro, nadie, ni siquiera la Policía, podía entrar en la casa o desactivarla a tiros. Ahí te jodas hasta que se quede afónica, la hijaputa.

Visto eso, la segunda vez que este verano saltó por error mi alarma mientras yo dormía sola en casa, empecé a acojonarme muy en serio: el asesino podía entrar, matarme tranquilamente y esperar quietecito hasta que los vecinos volvieran a sus casas tras cagarse en nuestra puta madre y en los pitidos, para poder salir. Fue entonces cuando mi madre cambió el modelo jodiente por el modelo "conectado con la central", con pegatina molona para la fachada incluída. Somos la envidia de la calle, sólo superados por la del 23, que tiene un timbre de esos con cámara. El caso es que ahora, cada vez que mi padre sube del sótano gritando, además del pitido infernal empieza a sonar el teléfono inmediatamente, que llaman para pedirnos la clave.

Ahora bien, lo mejor de la alarma, incluso más que la pegatina molona, es sin duda que incluye 4 mandos parecidos a los de las puertas de los garajes: "el botón del pánico". Si estoy sola en casa y empiezan a sonar crujidos, agarro mi botón del pánico y sé que en cuanto lo apriete, vendrán raudos a salvarme. Todo esto sería genial si pudiéramos tener los mandos distribuidos de manera inteligente por la casa, pero ha sido imposible. Mi madre ha decidido esconderlos bajo llave porque las visitas, en cuanto ven algo que tiene un botón, no pueden evitar apretarlo y, una vez hecho, preguntan: "¿Y este mando para qué vale?"



El entraron buscando... de hoy es realmente engimático: En Blogtrack consta que alguien, y ya estoy haciendo mis cábalas, entró desde la búsqueda Lady404 se lo monta muy mal. Sin embargo, al buscar eso en Google, sólo me salen los blogs de Barbarella y de Ariadna, que a estas horas no podrá dormir porque los perros de la vecindad siguen histéricos. ¿Has sido tú o una amante despechada? Lady404 se lo monta muy mal... ¡Caluminas! ¿Alguien puede corroborarlo? ¿Beloved? ¿Cris? ...

Lady404. 2:41 a. m. Enlace a este post



jueves, noviembre 06, 2003

Cuento dedicado

Con 17 años decidió la manera de saber el momento y lugar exacto en el que reconocería al amor de su vida. Inventó una clave, un gesto que el amor de su vida debería hacer para ser, en ese preciso instante, catalogado como tal:
"La primera mujer que me bese justo aquí, en el Pont Neuf, será a la que ame para siempre", decidió mirando a un Bateau Mouche que surcaban el Sena, iluminando los edificios de la orilla.

Desde entonces, todas las chicas que se enamoraron de ella albergaron la esperanza de ser la elegida para el beso del Pont Neuf. "¿Me llevarás a París, me darás a mí el beso?", decían, y ella a veces no contestaba, y otras veces decía que sí, realmente convencida, aunque siempre sabiendo que la intención del beso no era suficiente: por intensos que fueran los deseos e íntimos los susurros compartidos, todo ello no tendría validez hasta que el beso no ocurriera de verdad.

Ninguna de esas chicas la llevó al Pont Neuf, y ella y su beso siguieron esperando impacientes. Tantas veces pensaba en él que el beso se hacía casi vivido en su cabeza, y esto le molestaba profundamente porque en su imaginación ella veía, como en una foto sacada desde la orilla, a las dos figuras besándose en el puente pero en el beso real, obviamente, no podría ver la imagen en perspectiva. ¿Quizás deberíamos situarnos en el puente próximo y besarnos mirando hacia el Pont Neuf? No, claro, no sería lo mismo. ¿Y si llueve? ¿O está en obras? ¿O si llegado el momento no me concentro porque me estoy haciendo pis?

Volvió a París con 24 años, de nuevo sin amor de su vida. Lo primero que hizo al llegar fue pasear por Pont Neuf para comprobar si la postal de su imaginación habría desfigurado completamente la realidad, pero el puente estaba exactamente igual que antes. Pensó entonces que igual el secreto no era encontrar al amor y llevarlo al puente, sino esperar en el puente a que llegara el amor. Se sentó y observó nerviosa a todas las personas que cruzaban, no fuera a ser que el beso pasara de largo y ella no se diera cuenta. "¿Será esa chica? Seguro que ahora viene, me reconoce y me besa." Pero la chica apenas la miró al pasar a su lado. Ni ella, ni niguna de las que recorrieron el Pont Neuf aquel día. Cuando por fin anocheció, se despidió apenada del puente de sus sueños y regresó al hotel caminando despacio, con la cabeza baja.

Decidió que, a pesar de que seguía convencida de que esa sería la manera de reconocer a su amor verdadero, no volvería a contar a nadie la historia del beso. Hasta la fecha, el Pont Neuf sólo había acarreado decepciones y sueños rotos, así que sería un secreto. Incluso mantuvo su silencio cuando al cabo del tiempo conoció a una chica, a una maravillosa, a una chica a la que cada día tenía más ganas de besar en el puente. Una tarde, sin poder aguantarlo más, le preguntó inocentemente, sin desvelarle el verdadero simbolismo: "¿algún día me llevarás al Pont Neuf y me darás un beso?". La chica sonrió y contestó "claro que sí... vaya, esto te va a parecer muy tonto, pero fui a París hace muchos años y cuando estuve sobre uno de los puentes, mirando al río, pensé que la próxima vez que me encontrara allí, sería con el amor de mi vida".

Cabe esperar que ambas pensaran en el destino, y que viajaran inmediatamente a París y el beso del Pont Neuf fuera intensísimo, perfecto, como con un gran espectáculo pirotécnico, música de película y hasta títulos de crédito, y que las dos sentirían de la misma manera que se habían encontrado, que estaban hechas la una para la otra. Pues bien, la realidad fue muy distinta porque la coincidencia, el hecho de que no fuera un sueño exclusivo, había roto la fantasía: ambas supieron que ya no sentirían por primera vez la certeza del amor verdadero en el puente, que el mágico beso del Pont Neuf ya no sería distinto y especial: a partir de ese momento, en todos y cada uno de sus besos, las dos piensan "definitivamente, esta es la mujer a la que amaré toda la vida".




Dedicado a quienes algún día soñaron sinceramente con llevarme al Pont Neuf, a todas a las que yo quise llevar, a las que pasaron de largo sin besarme aquella tarde y a Beloved, que también piensa tonterías en los puentes.

Lady404. 5:21 a. m. Enlace a este post



miércoles, noviembre 05, 2003

Teacheeer!

Dice Julia que desde que este verano le conté que uno de mis alumnos pequeños me había dicho con cara suplicante y los ojos desorbitados "¡teacheeer, tengo caca!", la historia se ha difundido por su círculo de conocidos de tal manera que cuando uno de ellos dice simplemente "teacher", los demás ya saben que se está cagando. Me conmueve.

Imagino que lo ha hecho por venganza. En una ocasión, los padres de Julia tuvieron un diálogo que, desde que fui capaz de aprenderme, cuento a todo el mundo a la mínima oportunidad con el objetivo de que un día le llegue a ella de vuelta de la forma "a una amiga de una amiga mía...":

Al parecer, sus padres estaban viendo la tele cuando apareció una imagen de Drew Barrymore:

-Mira, Wendolyn Drew, la niña del exorcista - dijo el padre.
-No, hombre, que es la niña de E.T.
-Ah, es verdad, es Gualtru Paltru, la novia del de Nirvana.

Y yo, que me creo muy lista, añadí en una ocasión "qué bueno, mezcló en una a Drew Barrymore, Linda Blair, Gwyneth Paltrow y Courtney Hole.



Entraron buscando...
fotos de bolleras en la discoteca medea

Lady404. 1:58 p. m. Enlace a este post



Donde dije digo, digo Diego.

Desde que he descubierto cómo hacer que emerja un comentario al pasar el puntero sobre una palabra subrayada, no quepo en mí de gozo.

Se abre ante mí un mágico mundo de posibilidades.



Entraron buscando...
aspecto de la patata | pastillas para dormir a una mujer borracha

Lady404. 12:24 a. m. Enlace a este post



Me encanta pensar en ti.

Lady404. 12:02 a. m. Enlace a este post



lunes, noviembre 03, 2003

Olor a palomitas

No quiero que te rías con otra persona cuando deberias reir conmigo. No me importa si te acuestas con él o si ya no me extrañas. O si ya no puedes aislar y reconocer los olores que tanto te recuerdan a mí en esa cuidad estúpida, tan grande, donde olores, colores y formas están mezclados y difusos, pero no quiero que te rías con él ni que ni que te mire a mis ojos.

Mientras te imagino, habrá mil estúpidos a tu alrededor que ni se darán cuenta de que estan a tu lado, pero también estará él, absorverá tu presencia y se empapará de ti; él, que recogerá cada gesto tuyo para soñarlo sin dejar caer ni una gota de ti al suelo. Se lo quedará todo sin que tú te des cuenta, te observará cuando pidas una copa y mires al suelo. Y cuando estés parada, esperando, y pongas así los pies, levantando el derecho y apoyando solo la punta. Y cuando eches el azúcar en el café, siempre solo. Y el gesto tan serio tuyo cuando te miras al espejo, y tu manera de cruzar los brazos cuando tienes frío. Que conmigo no tenías frío, ¿recuerdas? A mí qué me importa que te acuestes con él, si sólo con tenerlo a tu lado te robará el aire que yo debería estar respirando, el que te envuelve. No quiero que se quede tus detalles, amor mío, porque entonces se queda contigo.



Entraron buscando...
bush i aznar dandose por culo en la casa blanca

Lady404. 3:33 p. m. Enlace a este post



BLOGGER . MAYSTAR .