¿Te aviso cuando escriba?

¿Cómo funciona? 

viernes, diciembre 26, 2003

Inventario:
Estas son algunas de mis nuevas adquisiciones: (aparecerán unas fotos debajo de un hermoso párrafo en blanco, no sé por qué siempre ocure. Podría comerme la cabeza y averiguar cómo se arregla pero tampoco cuesta nada darle a la ruedecita del ratón)

















''''El Jardín Zen representa el camino de la vida, constantemente lleno de cambios, diversos surcos, altas y bajas, tropiezos y obstáculos, brillo y oscuridad, sombra y luz''

Extraño instrumento de percusión alargado, que he colocado junto a sus hermanitos. Me apasionan.

Cuatro manos y una cuerda de colores...

jijiji


Dice Beloved que no lloverá cierto día en el Pont Neuf



Cañera tarjeta de sonido externa para el portátil, para poder grabar en condiciones y aumentar mi coleción de cables sobre la mesa





Por mi parte, me he pasado dos semanas con los dedos llenos de pegamento y pintura. Como soy un quiero-y-no-puedo y una sabelo-casi-todo, siempre me da por hacer cosas para las que no estoy cualificada. Los originales regalos artesanales que pensé hacer para Beloved eran preciosos, pero los resultados han demostrado que mi imaginación es demasiado benévola con mis capacidades artísticas.

Así, Beloved tiene ahora en su poder lo que pretendía ser un bonito cuaderno hecho por mí misma, que tenemos que compartir como si fuera un diario doble.

También tiene un libro pequeñito, encuadernado como he podido: una guía de las situaciones en las que una puede pedir un deseo, con instrucciones y preciosas fotos de  muñecos de plastilina a modo de ilustración (desde que hice el belén, estoy desatada):


Dicen que mojarse con las primeras gotas de la primera lluvia de mayo, además de rejuvenecer, te concede un deseo



 Si estás bajo un puente y pasa un tren por encima, pide un deseo



Además de un regalo que aún me tienen secuestrado en una tienda (te lo encargo, seguro que para el viernes está. No, aún no ha llegado, pásate el lunes. El martes...), le regalé entradas para ver Cats. Sí, yo también odio los musicales, pero un musical basado en poemas de TS Eliot debe tener su punto, aunque esté traducido.

Por último, le hice un regalo que va contra mis principios: un CD de los Grandes Éxitos de Lady404 y su guitarra. Sólo Cris tiene una grabación en la que yo aparezco cantando un par de canciones y, con muy buen criterio, juré que jamás volvería a hacerlo. He amenazado a Beloved con todas las penas del infierno si se le ocurre enseñárselo a alguien.

Ese fue, sin duda, el regalo más complicado de todos. Como ya he dicho, soy una quiero-y-no-puedo, así que para hacer una versión de una canción que nos encanta, pedí a una pianista y compositora fuera de serie que me hiciera arreglos y un acompañamiento a piano. La idea es estupenda, pero la odisea de mezclar después la voz con un programa de edición de música sin saber merece un capítulo aparte. Además, la canción no era nada fácil, así que tuvimos que tocarla un millón de veces, entre ensayos, arreglos y grabaciones fallidas y sólo cuando traté de mezclar mi voz en casa, me di cuenta de que, de tanto tocarla, al final le habíamos cogido el tranquillo e íbamos doble de rápido de lo que debíamos. Habíamos hecho una versión casi bakalao y era imposible encajar la letra. Y así se la he dado: la versión micromachines.

Sé que está muy de moda eso del audiopost pero creo que esta vez será mejor que no incluya un mp3...



Lady404. 9:38 p. m. Enlace a este post



BLOGGER . MAYSTAR .