¿Te aviso cuando escriba?

¿Cómo funciona? 

viernes, noviembre 07, 2003

Botón del pánico

Acaba de sonar la alarma en mi casa. Literalmente, quiero decir. El trasto ha empezado a sonar escandalosamente y mi madre y yo, muy inteligentes, hemos salido corriendo de la cama para ir al encuentro del asesino, que subía corriendo las escaleras y nos gritaba por encima del pitido infernal "¿pero por qué habéis puesto la alarma? ¡Que estaba yo en el sótano!". Ah.. lo siento, papá.

Mientras mi madre aclaraba el error a los de la central de alarmas, yo tranquilicé a las cabecitas en pijama que se iban asomando desde las ventanas vecinas. A los cinco minutos, la calle volvía a estar en calma y todas las persianas bajadas de nuevo, pero los perros seguirán ladrándose unos a otros, por turno, durante la próxima hora. Y el caso es que deberían estar ya acostumbrados, si en esta calle cuando no es la alarma del número 25, es el coche del 32; aquí siempre pita algo.

Antes en mi casa teníamos la alarma igual que la mayor parte de los vecinos, el modelo jodiente, que lo único que hace es pitar y pitar hasta que alguien la desactiva con una llave. Si se daba el caso de que la de los vecinos saltaba porque se habían dejado el gato dentro, nadie, ni siquiera la Policía, podía entrar en la casa o desactivarla a tiros. Ahí te jodas hasta que se quede afónica, la hijaputa.

Visto eso, la segunda vez que este verano saltó por error mi alarma mientras yo dormía sola en casa, empecé a acojonarme muy en serio: el asesino podía entrar, matarme tranquilamente y esperar quietecito hasta que los vecinos volvieran a sus casas tras cagarse en nuestra puta madre y en los pitidos, para poder salir. Fue entonces cuando mi madre cambió el modelo jodiente por el modelo "conectado con la central", con pegatina molona para la fachada incluída. Somos la envidia de la calle, sólo superados por la del 23, que tiene un timbre de esos con cámara. El caso es que ahora, cada vez que mi padre sube del sótano gritando, además del pitido infernal empieza a sonar el teléfono inmediatamente, que llaman para pedirnos la clave.

Ahora bien, lo mejor de la alarma, incluso más que la pegatina molona, es sin duda que incluye 4 mandos parecidos a los de las puertas de los garajes: "el botón del pánico". Si estoy sola en casa y empiezan a sonar crujidos, agarro mi botón del pánico y sé que en cuanto lo apriete, vendrán raudos a salvarme. Todo esto sería genial si pudiéramos tener los mandos distribuidos de manera inteligente por la casa, pero ha sido imposible. Mi madre ha decidido esconderlos bajo llave porque las visitas, en cuanto ven algo que tiene un botón, no pueden evitar apretarlo y, una vez hecho, preguntan: "¿Y este mando para qué vale?"



El entraron buscando... de hoy es realmente engimático: En Blogtrack consta que alguien, y ya estoy haciendo mis cábalas, entró desde la búsqueda Lady404 se lo monta muy mal. Sin embargo, al buscar eso en Google, sólo me salen los blogs de Barbarella y de Ariadna, que a estas horas no podrá dormir porque los perros de la vecindad siguen histéricos. ¿Has sido tú o una amante despechada? Lady404 se lo monta muy mal... ¡Caluminas! ¿Alguien puede corroborarlo? ¿Beloved? ¿Cris? ...

Lady404. 2:41 a. m. Enlace a este post



BLOGGER . MAYSTAR .