¿Te aviso cuando escriba?

¿Cómo funciona? 

sábado, junio 28, 2003

Se acabó la buena vida.

Llevo meses huyendo de las ofertas de empleo que me amenazaban por todas partes, pero ha sido inútil: me ha venido un trabajo, como la regla. Ni siquiera lo había pedido; según me dijo la llamada misteriosa, una amiga les había hablado maravillas de mí. Zorra. El caso es que mientras mi cabeza decía "no, no", mi bocaza dijo "sí, claro que me interesa".

He ido a la entrevista y el trabajo en cuestión consiste en dar clases de inglés a mocosos en un campamento de inglés y deporte, organizado por un famoso equipo de fútbol. Inglés y fútbol, nada menos, combinación esquizoide donde las haya. El caso es que no tenía excusa: son pocas horas, fines de semana libres y mucha pasta (gasolina y dietas aparte). No puedo negarme, necesito el dinero para no tener que comer laxantes bayas silvestres los primeros días en Irlanda, hasta que me salga algún curro precario allí.

El mundo laboral me aterra. Se acabó retozar cada día. Se acabó retozar cada noche. Por favor, no quiero enhorabuenas, felicitaciones, congratulations ni frases del tipo "el trabajo dignifica". Me siento mucho más digna viviendo en horizontal que rodeada de niños sudaditos que acaban de entrenar. Si a los niños ya se la trae floja el inglés habitualmente, no acierto a imaginar el grado de interés que tendrán en la diferencia entre how much/many los que van a un campamento de verano a jugar al fútbol.

Es que... qué trabajos nos manda el señor. Aunque hay una tal Elizabeth que tiene un puntito... por no mencionar a las bollo-monitoras de fútbol pielsobremúsculo que pululaban por allí esta mañana. Quizás no sea tan malo...

Lady404. 4:41 p. m. Enlace a este post



BLOGGER . MAYSTAR .