¿Te aviso cuando escriba?

¿Cómo funciona? 

miércoles, abril 09, 2003

Espejito, espejito, ¿yo que te he hecho?
Una mañana más, me asomo al espejo ansiosa e ilusionada y... mierda. ¡Otra vez yo! La misma imagen, con legañas nuevas. Me insulto un rato y me contesto lo mismo desde el otro lado. Vaya, parece que incluso he perdido la capacidad de discutir. En silencio, me observo aténtamente un rato para decidir con qué parte de mi cuerpo me toca obsesionarme hoy. ¿El rictus de desidia porque no tengo trabajo, ni novia y el TBICPA no funciona? Para remediarlo, me engancho unas gomas elásticas desde los extremos de la boca hasta las orejas y sonrío grotescamente. Igual cuela.

Decido que me caigo mal y además de que me nomino para abandonar la casa, empiezo a pegarme por ser tan pusilánime. En medio de la pelea salen las gomas volando y se me descuelga el rictus, pero sólo me dentengo cuando empiezo a llorar... serás quejica, me digo. Serás quejica, me contesto. Me habría llamado mariquita o nenaza pero mi feminismo me impide usar insultos sexistas, lo que merma considerablemente mis recursos para maltratarme verbalmente.

El llanto se ha llevado las legañas, así que decido que ya no necesito lavarme la cara. Como estoy nominada, opto por abandonar el baño por mis propios pies antes de la votación (no soportaría otra frustración) y esquivar hábilmente al resto de los espejos de la casa (me siento superior pensando que ellos no tienen piernas a menos de que yo me sitúe delante) Huyo especialmente de ese espejo malvado de mi cuarto que está combado de tal manera que todos los demás aparecen delgadísimos... todos salvo yo. Preocupante. ¿Será que me odia? ¿Me odiará porque yo le odio a él?

Lady404. 5:55 p. m. Enlace a este post



BLOGGER . MAYSTAR .